12+1 cosas curiosas que quizás no sepas sobre las chinches
2 de noviembre de 2016

La chinche o cimex lectularius, a día de hoy, es uno de los insectos que están volviendo a afectarnos gravemente después de varios años en los que las habíamos considerado erradicadas como plaga en nuestro país y en prácticamente todo el mundo.


Se trata de un insecto de tamaño pequeño que habita en las regiones templadas (tanto húmedas como secas) alrededor de todo el mundo, alimentándose de sangre. Sin embargo, sus hermanas humipterus o boueti habitan en los trópicos, haciendo que este animal se encuentre en prácticamente cualquier lugar habitado.



Datos curiosos sobre las chinches




  1. Existen pocas especies de chinches porque son animales que practican la endogamia, lo que significa que se reproducen su casta, presentando una diversidad genética mínima, lo que, por desgracia, las hace resistentes a los insecticidas.




  2. Las chinches son de tamaño muy pequeño (de 1 mm para los huevos hasta los 8 mm para las más grandes, lo cual hace difícil que seamos conscientes de su presencia.




  3. Las chinches no se aparean hasta la edad adulta. Por ello, si un macho intenta reproducirse con una aún inmadura, esta última emite una frecuencia química capaz de interrumpir la acción reproductora del macho.




  4. Aunque no se sabe la procedencia exacta del animal, sí se ha llegado a saber que las introdujeron los colonizadores españoles en América.




  5. Este animal se alimenta de sangre tanto animal como humana. Sin embargo, resulta curioso que pueda pasar más de un año sin picar a personas o animales, lo cual significa que, si es necesario, pasará un 80% de su vida sin alimentarse.




  6. Con sólo alimentarse durante 5 minutos, la chinche ya es capaz de poner huevos, por lo que su poder reproductivo es muy alto.




  7. La población de chinches ha aumentado en un 500% en pocos años, una cifra sorprendente que hace que, de considerarse extintas, se hayan vuelto a convertir en una auténtica plaga.




  8. Hasta que se vuelve adulta, la ninfa pasa por 5 fases con su muda correspondiente.




  9. Aunque los efectos dañinos de sus picaduras no son físicos (insomnio, estrés o ansiedad), lo cierto es la mayoría termina presentando infección por el rascado.




  10. Existen medicamentos para reducir los efectos de sus picaduras, sin embargo, al compararlas con las de un mosquito, no solemos buscar tratamiento.




  11. Aunque reúnen todas las condiciones para ser transmisoras de enfermedades de una persona a otra, lo cierto es que no lo hacen, comportamiento bastante curioso teniendo en cuenta que incluyen decenas de patógenos en su boca.




  12. En el siglo I se utilizaban como remedio para sanar la picadura de serpiente.




  13. No fue hasta 1930 que se consideró que los efectos de las plagas de chinches eran tales que debían ser exterminadas.




Como ves, algunos de estos datos de interés nos hacen entender lo fácil que es que estos animales se reproduzcan y proliferen en un lugar con condiciones idóneas. Además, su resistencia natural al insecticida hace que su eliminación sea muy difícil, debiendo encargarse de ello una empresa profesional especializada en el control de plagas.

apolo control de plagas contacto
cobertura apolo control de plagas
cobertura
contacto
Tel. Cataluña 900 103 196 (gratuito)
Tel. Madrid 900 102 742 (gratuito)
apolo control de plagas email apolo@apolocp.com
apolo control de plagas whatsapp apolo control de plagas line WhatsApp y Line: 633 010 719
Facebook
Copyright © 2014 - Apolo Control de Plagas. Todos los derechos reservados.